El sábado, fui al Teatro Principal a ver "El Met de Nueva York en pantalla gigante de alta definición." La ópera ese día era La Cenerentola (en italiano) o La Cenicienta (en español) o Cinderella (en inglés). Ahora bien, como hombre, he evitado casi toda mi vida las muchas versiones de la historia de la Cenicienta en la cultura popular y comercial. Evito todavía y especialmente las versiones de Disney. Sin embargo, quise ver esta ópera por varias razones.

Continue reading