Desde 2009, he tenido un proyecto creativo se llama My Way to Canossa en inglés.

Cuando empecé a estudiar el español en preparación para mi viaje a Colombia, abandoné este proyecto por varios meses. Pero en el mes pasado, he resumido mi trabajo en este proyecto - un día para español y otro día para el proyecto (más o menos).

¿Cuál es My Way to Canossa? Es un sitio de web, es una novela en proceso, es una colección de grabaciones audio, y sobre todo, es una investigación. Y este blog, Mi Camino a Canossa, es el lugar para mis reflexiones, meditaciones y pensamientos sobre este proyecto.

El evento histórico se llama El paseo de Canossa en español (según Wikipedia), pero prefiero Mi Camino a Canossa para el título de este blog. No tiene la referencia a una canción de Frank Sinatra (como el título en inglés), pero tiene una referencia al peregrinaje el Camino de Santiago a la ciudad de Santiago Campostela en Galicia, cual es casi tan bueno. El egoísmo de la canción, la duración del peregrinaje.

Un maestro de escultura quien conocía daría a sus estudiantes la tarea: cree una herramienta inútil. Pues, yo he creído una herramienta más o menos inútil, pero a mí me gusta. Es una secuencia de comandos en jQuery para permitir cambiar una pagina de web entre prosa y verso. Tengo dos episodios hasta ahora con esta funcionalidad:

  • http://www.mywaytocanossa.com/the-meek-shall-inherit-73/60-western-avenue
  • http://www.mywaytocanossa.com/the-meek-shall-inherit-73/103-the-fax-on-the-floor
  • Haga clic en el enlace en la parte superior para ver el cambio. (Click here to show verse).

    Es parte de mi proyecto de revisar MWTC para la voz. Quise practicar con esos episodios en la forma de verso que yo usaba en Teratología y otros monólogos, pero también quise estos episodios sean disponibles a los lectores en prosa.

    Hace unas semanas, cuando comencé a prepararme a hacer una grabación de audio del primer episodio de MWTC, Mannheim: El coche de alquiler mis labios y lengua encontraron muchas pequeñas cosas a las cuales se opusieron: una transición ausente aquí, una secuencia impronunciable de consonantes allí. Así pues ante la insistencia de mi equipo vocal, o supongo en el empujón del conocimiento intuitivo que dirige aquellos músculos – el mudo que sonríe o hace muecas cuando hablo o intento hablar– volví a escribir la pieza.

    De manera interesante, el carácter del Blogger comenzó a cambiar cuando volví a escribir, ensayar, rechazar, entonces repetí el proceso una y otra vez. Ahora El Blogger parece mucho más una criatura de su edad, que debe decir nuestra edad: un viajero obsesionó tanto con la conectividad de Internet como él su con su afición, historia medieval. O tal vez su personaje sólo se reveló más claramente.

    ¿Es MWTC una novela?

    Pues, es una pregunta complicada. O mejor dicho, es una pregunta sencilla con una respuesta complicada... El proyecto es una investigación que tiene 4 relatos independientes que se pueden leer por separado. Cada relato tiene muchos aspectos que existen sólo en la forma interactiva de una página de internet, o tal vez existan en el libro electrónico del futuro. Estos aspectos incluyen enlaces modales, ventanas emergentes y botones que cambian prosa a verso y verso a prosa. Y el tema más importante del proyecto es la naturaleza de recordar, olvidar y contar la historia en la época del internet. ¿En esta epoca, vivimos sólo en un lugar o un momento? Por estas razones, creo que MWTC debe vivir en el internet.

    Pero al mismo tiempo quiero que haya un orden normativo en que todas las historias estén entretejiendose. Quiero que el oyente --y también el lector, pero prefiero pensar del oyente-- pueda seguir la historia en su totalidad. Ésta es la ambición de muchas novelas modernas.

    Y ya que esta obra es ficción --en verdad, no estoy (y nunca he estado) manejando desde Speyer a Canossa en una minivan con la familia de Enrico IV-- y ya que MWTC tiene la ambición de una novela, supongo que sí, es una novela, o una novela en curso.

    Pero no es un libro.

    Necesito hacer una confesión: yo había mirado Juego de tronos como parte de mis investigaciones para MWTC. Si yo fuera un historiador, o siquiera un escritor de ficción histórica, nunca incluiría una obra de literatura fantástica en mis investigaciones. A mí no importaría este mundo de fantasía, mejor me interesaría en los hechos verdaderos del año 1077. Pero MWTC no es un libro de historia ni una novela histórica de la manera tradicional. Mis investigaciones no son sobre la Edad Media, sino que sobre la memoria del pasado distante en el siglo 21. Y ahora, Juego de tronos es el mejor ejemplo, en verdad el modelo, de la imaginación publica acerca de la Edad Media. Así que, tengo una regla sustractiva por esta serie: algo que aparece en Juego de tronos, lo omito de MWTC.

    MWTC es una obra de ficción en inglés. ¿Por qué mantengo un blog de proceso en español?

    1. MWTC es una obra con narradores múltiples. Si yo mantuviera un blog de proceso en inglés, el <<voz del autor>> parecía como una broma --un narrador más, otro nivel de ficción.

    2. Estoy estudiando el español. Tengo dos proyectos que compiten para mi tiempo libre: MWTC, y español. Busco oportunidades para combinar las dos actividades.

    3. Es divertido.

    Cuando pienso que he terminado un episodio de MWTC:

    • 1. Lo leo en voz alta. Trato de llegar al punto donde puedo leer toda la obra en voz alta sin detenerme.
      • A. Inevitablemente, encontraré que me atasco en ciertos lugares.
      • B. Averigo lo que está mal.
      • C. Reviso.
      • D. Repeto.

    Cuando puedo leer lo en voz alta sin detenerme:

    • 2. Hago grabaciones de ensayo.
      • A. En mi teléfono, grabo el episodio.
      • B. Escucho la grabación.
      • C. Si hay algo que me molesta cuando me escucho:
        • 1. Practico el pasaje que me molesta, o
        • 2. Reviso el texto del pasaje que me molesta.
      • D. Repeto.

    Cuando pienso que la grabación del ensayo está bien:

    • 3. Hago una buena grabación.
      • A. Incio de sesión grabación:
        • 1. Mantengo una buena postura
        • 2. Uso el buen equipo
        • 3. Mantengo un nivel bajo de ruidos.
      • B. Modifico la grabación en la computadora
        • 1. Escojo la mejor toma
        • 2. Mantengo el ritmo de respiración natural
        • 3. Eliminar ruidos callejeros
        • 4. Equalizo y normalizo.
        • 5. Exporto a ogg y mp3 para audio html5.
      • C. Escuchar la grabación en varios contextos
        • 1. iTunes, teléfono, auriculares, altavoces.
      • D. Si es bueno, lo pongo en el sitio de web.
      • E. Si es malo, hago los siguiente:
        • 1. Modifico la grabación otra vez
        • 2. Practico más y grabo otra vez.
        • 3. Reviso el texto.

    La semana pasada, empecé una vez más a trabajar en mi proyecto (Mi Camino a Canossa, inglés: My Way To Canossa). Hay un nuevo pensamiento en mi mente: es posible ver el final.

    Por los últimos cinco años, he tenido dos proyectos, más o menos compitiendo por mi tiempo libre: aprender español y MWTC. A veces alternaba entre los dos (unos meses escribiendo, unos meses estudiando). En 2014, empecé este "blog de proceso" como una táctica para compaginar mis esfuerzos y resolver (o mitigar) la competición.

    Ademas del asunto del tiempo, había un problema interno en MWTC: no podía imaginar finalizar el proyecto. Una de las cuatro partes del proyecto, las hebras de la historia, es un blog de un hombre que está haciendo el paseo a Canossa en una furgoneta con los viajeros originales. (Es un viaje anacrónico, claro.) Pero después de cinco años, el blogger solo viajó un día y un noche. Para él, el tiempo parece ralentizarse. Una noche en Estrasburgo parece como si durarara para siempre.

    En abril de este año, tuve una idea: el blogger, como todos los bloggers de la tierra (o por lo menos, la mayoría), abandonaría su blog después un inicio muy fuerte. No pasa nada por la trama de su cuento, porque los sucesos son predeterminados -- son los mismos sucesos del paseo de Canossa, trasladado a nuestra época. De las cuatro versiones del paseo a Canossa presentadas e investigadas en MWTC, la versión del blogger es, irónicamente, la más precisa. En otras palabras, no tengo que seguir con la broma de anacronismo sólo para la estructura del cuento; en verdad, sería mejor si el voz de blogger reaparezca con disculpas, describa el resto del viaje en resumen, y más importante, relate las consecuencia del viaje en su vida. Y con estos cambios en mi plan, puedo divisar el proyecto consumado.